Translate

martes, 25 de junio de 2013

GUILLERMO MARTÍNEZ GONZÁLEZ (1952)





Poeta homenajeado en el XXI Festival Internacional de Poesía de Bogotá, 2013. Son sus versos los que hablan de este escritor. Con  una poesía depurada, bella y con influencia de la poesía oriental, se ubica como una de las voces más importantes de la poesía colombiana:

 

 

 


CIUDAD

Maligna es esta ciudad
Como baba del diablo
Desde que surge la luz del sol.
Donde la lluvia cae interminable
Como una monodia
Sobre los ventanales y los muros
Sobre el rostro de pordioseros
Que  aúllan como bestias heridas
Ante los basureros
Las iglesias
Y los portalones de mármol.
Donde cada saludo
Se parece a una pedrada
E inútiles brillan las estrellas en el cielo.
Sí, maligna es esta ciudad:
Temibles sus atardeceres de vaho plomizo,
Sus crímenes ocultos, sus jóvenes asesinos
Que conspiran en los bares.
Terrible es el espasmo de sus prostitutas
En los baños o los camastros de tendido grasiento
Mientras avanza el alba como un puñal
Sobre el sueño de los pobres.


ESAS TARDES, ESOS PARÉNTESIS

Sucede que hay días
Que hay tardes en que uno
No quisiera trabajar
En que uno quisiera estar por ahí
Fumándose un cigarrillo
O bebiéndose un buen vino
Mientras se acerca la noche.
En que uno quisiera estar por ahí
Hablando sobre las primeras novias
Con un viejo amigo
Mientras la lluvia cae sobre la ciudad
Como una cortina blanca
Como un coro de ángeles húmedos.
Sucede que hay tardes
En que uno quiere volar por la ventana
En que uno quisiera ser como la música
Que no pesa en el aire ni en los hombres
En que uno está para soñar
Para conversar con antiguos
Días de la infancia.
Sucede que hay días así
Mañanas de esas en que uno amanece de vago
Tardes de ésas paréntesis de ésos
En que duelen los horarios del oficio
Y las teclas de la máquina
Se clavan en el alma.
En que uno está totalmente
Desligado del mundo
Y no quiere hacer nada
Y quisiera estar todo el tiempo
Bailando sobre la lluvia.




YO SOLO AMO SUS SUEÑOS DE AGUA

Yo le canto a María
La lavandera
La que lava la ropa
Entre susurros elementales
Y abalorios de humildad.
Yo estaré siempre de su lado
Porque amo sus sueños de agua
Sus anillitos de alegría
Su pequeño mundo de jabón
Y la ternura
Que riega
En mis camisas.



 



lunes, 24 de junio de 2013

MEDIA NOCHE - LAUREN MENDINUETA (1977)





Las sombras merodean
La muerte me acompaña
Y yo
Tratando de arrancarla como un velo.
Renuncio a los recuerdos
Los pájaros
Permanecerán en el aire
No anidarán en el alma.
¿Cómo encontrar la ausencia?
Voy despoblándome
Y la muerte
Insiste en habitarme

jueves, 20 de junio de 2013

HAY SOLES QUE CAEN (HENRY ALEXANDER GÓMEZ) 1982-

 
 
 

Un ángel juguetea en el ramaje del árbol.
Es tan grande el abismo,
y tan silencioso el techo del mundo,
que nos abraza la pesadumbre,
y bebemos aguardiente,
                                                    y lloramos,
porque no entendemos
cómo Dios juega con sus dedos de piedra
entre las hojas del álamo.
 
                                          
 
                         (Del libro,Memorial del árbol,213)
 
 

miércoles, 19 de junio de 2013

DIANA CAROLINA DAZA (1980 )






 Mírenla 
atravesó la penumbra de los rostros 
el infinito desierto de los cabellos blancos 
bofetadas de una ideología desbaratada 
risas destrozadas 
aceleración 
tibieza entristecida 
y en el espejismo aprendió a conducir sin frenos 
por avenidas de lineas colgantes 
encontrando respuestas en cada recorrido.





                                                                ......................................................................................................


Lástima de aquellos que no ven la sabiduría
que nace en la quietud 
la belleza de los cuerpos en reposo



(Del libro, El nacimiento de la Gargolena, 2013)


viernes, 14 de junio de 2013

EL DESEO (Héctor Rojas Herazo)



El deseo es vegetal
pide caminos
aire
quiere temblar en fruto
suspenderse
pide un cuerpo abonable
pide un labio
pide comer y ser comido
quiere
entrabarse y gemir con ramas duras.
Gime por ser
quiere temblar
sentirse
palparse desde dentro
saberse entre las cosas respirando.
Quiere el viento y el ala
quiere el día
quiere el follaje de su fuerza obscura
brillando entre la luz hoja por hoja.
Es vegetal por eso:
por su destino de tiniebla y cielo
porque rompe y emerge
porque sube
porque la muerte sufre con su anhelo.